Consejos

Consejos para evitar las lesiones en el running

27 septiembre, 2016 0 comentarios
Correr sin lesionarse

A pesar de los avances tecnológicos en la fabricación del calzado deportivo, en cuanto a diseño, ligereza y otros aspectos técnicos, más del 60% de los ‘runners’ se lesionan cada año.

Según los expertos, para reducir el número de lesiones en el entrenamiento debemos tener en cuenta tres factores:

  1. Mejorar la forma de correr
  2. Dar prioridad a los entrenamientos
  3. No subestimar una buena preparación

En este deporte tan lesivo, cada vez que corremos, nuestro cuerpo recibe un número considerable de impactos. Una mínima parte de nuestro organismo sujeta a una constante sucesión de golpes: 170 pasos por minuto, soportando entre 3 y 4 veces el peso del cuerpo, da una idea del volumen de presión que tienen que soportar nuestras extremidades inferiores.

Pablo Floría, Investigador en Biomecánica Deportiva de la Universidad Pablo Olavide de Sevilla y cofundador de I+D Running, asegura que, efectivamente, el ‘running’ mal ejecutado puede llegar a ser muy lesivo: “un movimiento anómalo producido infinidad de veces producirá una lesión a la larga”.

Asegura que hay que detectar lo que se está haciendo mal. Se trata de enfrentarse a un proceso de adaptación. El correr no es automático y, por lo tanto, hay que entrenar el pie y mejorar su apoyo en el suelo. Enseñar a correr. El proceso de entrenamiento es lo más importante”, confirma Floría.

Destaca que muchas de las lesioness e producen por movimientos alejados del pie, en articulaciones como la rodilla y la cadera. En esas zonas, las zapatillas no aportan ninguna solución. “Lo importante es intentar explicar al corredor lo que está haciendo mal y a partir de ahí, planificar entrenamientos y ejercicios específicos”, recomienda Pablo Floría.

La morfología del pie y de los dedos, el tipo de pisada, la disposición biomecánica y la técnica con la corremos son factores determinantes para calibrar y, en su caso, solucionar una posible lesión.

El investigador añade que existen diferentes maneras de correr, que no hay una sola forma milagrosa de enfrentarse al acto del ‘running’. “Es conveniente ir alternando la forma de correr para que el cuerpo se vaya acostumbrando a las diferentes cargas. No existe una sola técnica”, concluye Pablo Floría para Healthia.es.

También te puede interesar

Deja un comentario